opera

animail

Home
Críticas Anteriores
Gacetillas
Reportajes
Teatro Colón Temporada 2015
Teatro Argentino Temporada 2015
Juventus Lyrica Temporada 2015
Buenos Aires Lirica Temporada 2015
Ópera en otros ámbitos y países
Colaboradores

EXCEPCIONAL RIGOLETTO DE CARRION DESPEDIDA DE PASTORE DE LA OPERA HOMENAJE A DANTE RANIERI QUE NO PUDO ESTAR PRESENTE

RIGOLETTO
OPERA EN 3 ACTOS DE GIUSEPPE VERDI- LIBRETTO DE FRANCESCO MARIA PIAVE
BASADO EN LA OBRA LE ROI S/AMUSE DE VICTOR HUGO

DIECCCION MUSICAL DANTE RANIERI/ GUSTAVO CODINA
DIRECCION DEL CORO-GUSTAVO CODINA
MOVIMIENTOS DE LA VERSION SEMI STAGED- BORIS

ASTRO FILMS EN EL TEATRO AVENIDA

REPARTO
DUQUE DE MANTUA- LEONARDO PASTORE
RIGOLETTO- OMAR CARRION
GILDA –ANDREA SCHOR
SPARAFUCILE-SERGIO ARAYA URQUIZA
MADDALENA-VIRGINIA SCAVINO
GIOVANNA-,CONDESA CEPRANO Y PAJE- VANINA DE BORIS
MONTERONE- UGO NEGRETE BLANCO
MARULLO-JOSE MANUEL ELLIOT
BORSA-GASTON EFFICACE
CEPRANO- JORGE BLANCO

El Teatro Avenida cometió un serio error de cálculo cuando , previendo que el espectáculo iba a atraer una audiencia reducida, disminuyó al mínimo el personal del Teatro disponible para la función, comenzando por los boleteros, con el resultado de que al concurrir un público numeroso que prácticamente agotó los lugares del Teatro, se produje ron aglomeraciones y demoras que determinaron que el comienzo de la función ocurriera con varios minutos de atraso.
El público argentino está demostrando en estos días con Butterfly en el Colón , Tosca en el Argentino y este Rigoletto, que cuando se le brinda lo que viene a buscar en un Teatro de Opera,concurre masivamente y llena las salas.
Rigoletto es una de las óperas más queridas de Verdi, parte del terceto central de su carrera que mayor arraigo ha conquistado en el público, que por su riqueza melódica y su fuerza dramática las prefiere inclusive a Operas posteriores más maduras y más logradas del gran maestro italiano (hablo de RIGOLETTO, LA TRAVIATA y IL TROVATORE)
En mi caso particular he visto tantas veces estas bellísimas Operas y en versiones tan dispares en cuanto al nivel de calidad, que van de lo francamente malo a lo excepcional, que trato de no verlas más de una vez por año de no contar con algún motivo poderoso para hacerlo.
En este caso particular tenía tres motivos poderosos:
- la función se presentaba como merecidísimo homenaje a DANTE RANIERI, uno de los elementos más talentosos y valiosos de la Lírica nacional, con destacada labor como tenor primero (su ELISIR D/AMORE figura entre los mejores que he visto y oído en mi vida) , y como director y profesor después
- LEONARDO PASTORE anunció que esta sería su última atuación en una Opera, concentrándose en sus presentaciones futuras en el nuevo repertorio que ha decidido cultivar con suceso de público y de crítica.
- Era oportunidad de volver a ver a OMAR CARRION en uno de sus papeles cumbre.
Ninguno de los tres me defraudó.
El maestro _Ranieri no pudo estar presente debido a un malestar de último momento, siendo sustituído en el podio por GUSTAVO CODINA.Pero evidentemente la preparación musical del espectáculo fue hecha por él y a él se debe el estupenedo rendimiento de la orquesta con sutilezas sonoras y dramáticas que no se oyen todos los días.
Claro, con una sustitución de emergencia como esta era de esperarse que hubiera algunas vacilaciones en las entradas, y efectivamente las hubo pero por fortuna inferiores en número y gravedad a lo que uno hubiera temido y muy hábilmente resueltas por los intérpretes que pronto reganaron la perfecta coordinación. Esto fue un poco más grave en el caso de las intervenciones de Magdalena, que obviamente no dominaba totalmente la parte, dando lugar a algunas entradas erróneas y hasta una circunstancia en que “ robo “ el parlamento de la soprano.
Más allá de un accidente con un sobreagudo agregado al final de la caballetta del segundo acto Pastore tuvo un rendimiento excepcional, haciendo que uno lamente su decisión de dejar la Opera. Se lo vio mas suelto vocalmente, más seguro de sí mismo, con estupendo fraseo, un uso expresivo de la mezza voce y buen control del registro agudo que pese a tener una componente metálica que es innata en él, lució pasmosamente seguro Y daría la impresión de que ha conseguido algo que siempre le resultó algo dificultoso que es integrar el color de voz de los agudos al del centro de la voz, sonando como un todo uniforme. Yo que él lo repensaba y cantaba 3 o 4 operas por año porque es una pena perder una voz y un intérprete asi.
OMAR CARRION en absoluto estado de gracia vocal dio una versión de Rigoletto que no se sabe bien si fue una interpretación o una clase práctica para estudiantes de repertorio. Absoluto dominio de la partitura desde el grave al extremo agudo, respeto total por la partitura hasta en su más mínimo detalle (los trinos del primer acto), uso expresivo de una bellísima mezza voce. Buen volumen vocal al menos para una sala del porte del Ávenida, que dicho sea de paso es el tamaño más frecuente de los Teatros de Opera de Europa donde las salas del tamaño del Colón son la excepción y no la regla. Y una entrega dramática total. Carrión tiene la virtud de en cada representqación bucear de nuevo en el personaje, descubrirle nuevos matices y de no repetir formas de expresión de otros barítonos famosos que han brillado en la parte, sino de dar su propia y muy sentida versión. Fue ovacionado de pie por la sala premiando una actuación que uno se sentiría tentado de decir consagratoria si no fuera porque él ya está consagrado hace mucho.
ANDREA SCHOR tiene un bellísimo registro agudo, muy especialmente curando canta en pianisimo, con filados que son de una gran belleza y fuerza expresiva. En el centro y grave la voz suena algo velada pero la intérprete lo maneja con mucha inteligencia. Hubiera sido necesario un trabajo más profundo de la regie con ella para acercarse al personaje, cosa que se hizo más difícil por el vestuario elegido que por cierto no le cae bien a la modesta, timida jovencita que es Gilda.
El resto del elenco fue correcto, siendo de lamentar que no se contara con un cover para el papel del bajo, que tuvo que cantar visiblemente afectado por una disfonia.
Muy buenos los movimientos escénicos de BORIS que al fin se dio el gustazo de presentar RIGOLETTO con frac y trajes de fiesta y una reflexión medio en broma pero tambien medio en serio . cuando un regisseur comete un delito habria que condenarlo a penas alternativas, como por ejemplo dirigir versiones semi staged de las Operas dado que por la escasez de movimientos no pueden dar rienda suelta a su perversa inclinación por alterar el argumento de las Operas.

LUIS G BAIETTI