opera

animail

Home
Críticas Anteriores
Gacetillas
Reportajes
Teatro Colón Temporada 2015
Teatro Argentino Temporada 2015
Juventus Lyrica Temporada 2015
Buenos Aires Lirica Temporada 2015
Ópera en otros ámbitos y países
Colaboradores

MADAMA BUTTERFLY ELENCO DEL ESTRENO

REPARTO
CIO SAN- LIANA ALEKSANYAN
PINKERTON- JAMES VALENTI
SUZUKI- GUADALUPE BARRIENTOS
SHARPLESS- IGOR GOLOVATENKO
GORO –SERGIO SPINA
TIO BONZO- FERNANDO RADO

(RESTO DEL REPARTO COMO EN EL ELENCO NACIONAL)

Contrariamente a lo que se comentaba en los pasillos del Teatro. El elenco del día del estreno , mayormente integrado en sus papeles principales por cantantes internacionales incluyendo entre ellos a dos cantantes argentinos actualmente radicados en Europa y llevando adelante una interesante carrera, fue de excelente calidad .
En primer lugar la soprano armenia LIANA ALEKSANYAN, que tenía dos graves compromisos: cumplir con Puccini en uno de sus personajes más exigentes vocal y dramáticamente , y apaciguar el estado de ánimo de buena parte del público que compró un abono que tenía a PATRICIA RACCETTE protagonizando esta ópera y se sentía estafado con el cambio.
La verdad es que Liana tuvo una actuación memorable, muy cercana a la perfección, con gran fuerza dramática ,que fue creciendo a medida que avanzaba la obra hasta llegar a una angustiante escena final. Vocalmente exhibió una agradabilísima voz de soprano lírica con un esplendido registro agudo , que permitió recordar cómo era oír notas agudas de sonido amable para el oído .Como toda soprano lírica que encara Butterfly tuvo que luchar con las notas graves que no son su fuerte y tendieron a desaparecer por debajo de la orquesta (que no fue nada benévola con ella) o de alguno de sus compañeros de reparto en los dúos y fue esa su principal limitación. Yo le agregaría la forma no muy ortodoxa con que llegó al agudo final de la entrada y al agudo final del primer acto, cortando la línea melódica para respirar antes de embarcarse en la nota .
Junto a ella tuvo gran lucimiento la actuación de GUADALUPE BARRIENTOS previsiblemente despegando un impactante vocalismo, y con una gran fuerza dramática. Me tocaron particularmente dos escenas. Todo el dúo de Butterfly con el Cónsul en el cual alternó miradas de pena hacia su amiga con una mirada dura y silenciosamente acusadora hacia su interlocutor. Y la terrible escena final en que saca a lucir una máscara trágica auténticamente conmovedora. Gran labor.
IGOR GOLOVATENKO impactó con una sobria presencia escénica y una voz bellísima , de hermoso timbre, volumen y extensión generosos.
SERGIO SPINA realizó una verdadera interpretación maestra como Goro, algo más siniestro y en dominio de la situación que en las versiones normales, pero también bastante más servicial cuando se enfrenta a un poderoso como Yamadori.
En cuanto a JAMES VALENTI nadie puede decir que no tiene el físico del papel. (al fin no quedó ridículo que Butterfly le cante que es “ alto y fuerte “) hizo un magnífico retrato de su personaje que en esta versión es decididamente villanesco en su egoísmo y en su pretensión de resolver todo con base en el dinero. Tiene una voz agradable, especialmente del centro hacia abajo, incluyendo muy buenos graves Pero el registro agudo es débil. Pierde volumen y color , es notorio que se esfuerza y en el final con el cansancio llegaron algunas notas de sospechosa entonación.
FERNANDO RADO fue auditivamente un Bonzo de lujo y se benefició visualmente por el uso de una peluca bien menos exagerada que su colega C.PEREGRINO.
IRA LEVIN , más allá de su tendencia a ahogar a los cantantes con el volumen de la orquesta, volvió a conducir una versión de sondo suntuoso, que permitió descubrir detalles que no habíamos percibido pese a la cantidad de veces que hemos visto esta ópera, aunando belleza sonora con intensidad dramática en una versión ejemplar.
Más allá de las para mi fallidas escenas del tío Bonzo y Yamadori continuó pareciéndome excelente la puesta de HUGO DE ANA con su atención al más mínimo detalle del drama, ateniéndose siempre a lo que marcan el libreto y la música, enfocándolos con una nueva luz, y que tuvo su punto máximo en la verdaderamente desgarradora escena final .

BRILLANTE DESEMPEÑO DEL ELENCO NACIONAL EN UNA EXCELENTE PUESTA DEL COLON

MADAMA BUTTERFLY
OPERA EN TRES ACTOS. MUSICA DE GIACOMO PUCCINI
LIBRETTO DE LUIGI ILLICA Y GIUSEPPE GIACOSA BASADO EN LA OBRA TEATRAL DE DAVID BELASCO A SU VEZ BASADA EN UN RELATO DE JOHN LUTHER LONG Y LA NOVELA
MADAME CRHYSANTEME DE PIERRE LOTI

DIRECCION MUSICAL –IRA LEVIN
DIRECCION ESCÉNICA, ESCENOGRAFÍA Y VESTUARIO DE HUGO DE ANA
DIRECCION DEL CORO-MIGUEL MARTINEZ

REPARTO

CIO CIO SAN- MONICA FERRACANI
PINKERTON- ENRIQUE FOLGER
SUZULI- ALEJANDRA MALVINO
SHARPLESS- ALEJANDRO MEERAPFEL
GORO-GABRIEL CENTENO
YAMADORI- FERNANDO GRASSI
TIO BONZO- CHRISTIAN PEREGRINO
COMISARIO IMPERIAL- MARIO DE SALVO
KATE PINKERTON- GABRIELA CEAGLIO
OFICIAL- ROMAN MODZELWSKI
YAKUSIDE- MARIANO CROSIO
LA PRIMA- CARMEN NIEDDU
LA MADRE-MARIA CASTILLO DE LIMA
LA TIA-CARINA HÖXTER
HIJO DE CIO CIO SAN (NO IDENTIFICADO EN EL PROGRAMA) MARIAS ROMIG O VALENTIN MEROLLA

Hubo una época en que el TEATRO COLON era considerado uno de los principales Teatros de Opera del mundo, y cantar en él era un galardón para cualquier artista, viniera de donde viniera y tuviera la fama que tuviera. Aparte de su señorial, impresionante edificio que lo sitúa entre las mayores salas del mundo en cuanto a capacidad y espacio escénico, eran legendarias la acústica, la orquesta, el coro, los talleres que fabricaban las escenografías y el vestuario, la calidad de los comprimarios, artistas locales de primera línea que en las funciones extraordinarias asumían, a menudo con gran nivel interpretativo, las partes principales de la Opera. Y lasto but not least EL PUBLICO. Hay públicos que son respetados y hasta temidos por muchos cantantes por los conocimientos que tienen de las Operas y por los intérpretes que han visto, gracias a una frecuentación asidua del Teatro y sus espectáculos.
Toda una serie de razones económicas y hasta políticas determinaron que ese nivel de calidad que en el pasado era la pauta, se fuera perdiendo aunque no de manera lineal, sino con avances y retrocesos pero siempre llegando en los mejores momentos a un nivel que no se compararía con los niveles pasados. Y como ese proceso lleva ya varias décadas, con la calidad de los espectáculos fue decayendo el grado de información y de exigencia del público, que ya no es tanto como antes un público entendido. Reflexionaba a respecto de esto a raíz de algunas cosas que vi en la función de ayer, como el público despreciando las localidades delanteras de la platea porque desde allí no se leen los supra títulos (era MADAMA BUTTERFLY no WOZZECK o JOHNNY SPIELT AUF ¡!!) o soltando sonoras carcajadas cuando en la traducción sale una respuesta que puede ser considerada humorística como si la oyeran por primera vez, pero sobretodo en la manera de comentar y repetir lo que leyeron por ahí en alguna nota previa para parecer entendidos  ES KABUKI me dijeron decenas de veces antes y durante el espectáculo COMO SI TODOS SE HUBIERAN VUELTO AHORA CONAISSEURS DEL TEATRO JAPONÉS ,Y LÓGICAMENTE PREDISPUESTOS A MARAVILLARSE ANTE LA NOVEDAD para estar a tono con los requisitos de la cultura de masas que difunden los diarios y la que hay que adaptarse.
Yo no tengo ningún miedo de ser políticamente incorrecto y admitir que no sé nada de Teatro Japonés, sea el KABUKI u otras formas, y que nunca en mi vida vi un espectáculo de este tipo. De modo que mal puedo opinar sobre la autenticidad de lo hecho por HUGO DE ANA y debo remitirme al respeto que bien se ha ganado el artista, un hombre estudioso, responsable, inspirado y detallista. Puedo en cambio opinar en qué medida las técnicas adoptadas contribuyen al desarrollo del drama o a realzarlo. Y recordemos ante todo que MADAMA BUTTERFLY NO ES UNA OPERA JAPONESA SINO UNA OPERA ITALIANA ABIENTADA EN JAPON. De modo que la aplicación hasta las últimas consecuencias de las formas del teatro tradicional japonés puede contribuir al drama o por el contrario afectarlo. Y si lo afectara no hay KABUKI ni técnicas milenarias que valgan: el resultado sería un fracaso.
Felizmente no fue así, o por lo menos no fue así en la casi totalidad del tiempo.
HUGO DE ANA montó una bellísima escenografía de aspecto despojado pero absolutamente hermosa de ver y que puso de realce el centro de la tragedia. Unido a ello hubo un detallado estudio de los personajes y las situaciones, un estudio que se tradujo en la atención al mínimo detalle que refleja una frecuentación del texto y una profunda reflexión sobre el mismo. Habría miles de ejemplos a detallar y me quedo con algunos solamente: el compungido silencio de los parientes, madre incluida, de los asistentes a la boda, forzados a una alegría que en el fondo no sienten, el marinero que acompaña a Pinkerton y una serie de movimientos en el fondo de la acción como por ejemplo el intento de distribuir refrigerantes de una conocida marca (como dirían en la TV) entre los invitados a la boda ,ninguno de los cuales los acepta, Sharpless y Pinkerton expulsando de sus bocas la bebida que les sirvió Goro antes de limpiarse la boca con el occidental whisky, la alegría de Suzuki cuando Butterfly ve el ABRAHAM LINCOLN del barco que llega, la forma en que el niño es traído a escena por los siempre presentes comodines vestidos totalmente de negro y el despliegue de banderas (una de las escenas más gloriosas de la función), Kate tratando de pagarle a Cio Cio San para que entregue el niño ante el horror de Sharpless que le hace señas de que no lo haga, Suzuki tratando de evitar el suicido pero luego ayudándola a Cio Cio San a que lo cometa, la escena del suicido con una bufanda roja tomando el papel de la sangre, toda la escena de sexo de delicado realismo en el fin del acto 1 o Pinkerton tomando el niño y huyendo con él al ver a Cio Cio San muerta sin pararse un minuto a ver el cadáver. Es en todo momento teatro de primer orden y una de las puestas más gloriosas y emotivas que vi en mi vida.
A mí personalmente no me gustaron dos cosas, que según parece vienen del Teatro tradicional japonés: la forma en que aparece el tío Bonzo con una ropa y un cabello que lo acercan al ridículo y para colmo escoltado por espadachines ninja, y la forma similar en que es presentado Y amadori casi como una marioneta de los ayudantes. Pero son apenas dos momentos y no demasiado centrales de una estupenda noche de Opera.
Tres interpretaciones fueron de altísimo nivel:
ENRQUE FOLGER como Pinkerton se paseo con total comodidad y brillantez por la partitura evidenciando que está pasando por un período de absoluto estado de gracia vocal, que no se entiende muy bien por que no lo aprovecha en mercados mas prometedores para un cantante lírico. Su retrato del hombre blanco que no repara que los japoneses también son personas fue sencillamente abrumador.
ALEJANDRA MALVINO tuvo una actuación de nivel histórico como Suzuki, un trabajo contenido cargado de vida interior, conmovedor todo el tiempo servido por una bellísima y segura voz.
MONICA FERRACANI dio como Butterfly la interpretación de su vida, con un grado de entrega emotiva que nunca le habíamos visto en esta medida, llegando a cumbres de emoción en la escena final donde hubo pocos espectadores que terminaran con los ojos no humedecidos. Mujer alta y en plena madurez se las ingenió para no parecerlo (no quiero imaginar el dolor de rodillas que debe haber tenido después de cantar agachada gran parte del tempo) y para dar muy bien y sin exagerar la medida la juventud del personaje en el primer acto donde confiesa su 15 anni netti netti y no choca.
Musicalmente es alguien en quien se puede confiar, porque tiene toda la extensión requerida por el papel desde el agudo al grave, si bien es notorio que sus notas centrales y graves son mucho más agradables al oído que sus agudos cuando atacados a viva voz, que bien pueden ser calificados como un “ acquired taste “ expresión inglesa sin equivalente exacto en español que califica algo a lo que hay que acostumbrarse para gustar de ello.
ALEJANDRO MEERAPFEL estuvo correcto musicalmente y muy bien escénicamente, si bien su voz no es la más adecuada para esta parte bastante aguda en un escenario de las proporciones del Colón y con una orquesta tan fuerte como la que practica IRA LEVIN
Este problema fue mayor en el caso del _Goro que tendió a desaparecer bajo los tutti orquestales Muy correctos los restantes Intérpretes, siendo de lamentarse que esta vez CHRISTIAN PELLEGRINO no haya podido desplegar su talento interpretativo dadas las características que la regie le dio a su personaje.
Muy buena la ejecución orquestal de Levin pese a la tendencia anotada a elevar el volumen más allá de lo aconsejable en función de la voz de los cantantes disponibles. Y el ya clásico excelente desempeño del coro en particular en el famoso coro a bocca chiusa del final del segundo acto.

LUIS G BAIETTI

NOTA: HE OIDO MUCHOS COMENTARIOS DE ESPECTADORES QUE VIERON LOS DOS ELENCOS AFIRMANDO QUE EL ELENCO NACIONAL VOLVIO A SUPERAR AL ELENCO IMPORTADO, TAL COMO OCURRIERA CON LA CARMEN, ALGO QUE YA DESPIERTA PREOCUPACION POR LOS CRITERIOS QUE SIGUE EL COLON PARA CONTRATAR EN EL EXTERIOR. PERO RECIEN VERE AL OTRO ELENCO (SI LA TORMENTA ME LO PERMITE) EL DOMINGO Y RECIEN ENTOCES PODRE DAR UNA OPINION FUNDADA.