Contacto

Home
Críticas Anteriores
Gacetillas
Reportajes
Ópera en otros ámbitos y países
Colaboradores

MUY BUENA APERTURA DE TEMPORADA DE JUVENTUS LYRICA
“Rigoletto”

Teatro Avenida 4/4/14
Opera en tres actos sobre libreto de Francesco María Piave, basado en la obra teatral
Le Roi s´amuse de Victor Hugo – Música de Giuseppe Verdi

Elenco:
Rigoletto: Ernesto Bauer
Gilda: Natalia Quiroga Romero
Duque de Mantua: Sebastián Russo
Sparafucile: Felipe Cudina Bergovic
Magdalena: Griselda Adano
Conde Monterone: Nicolás Secco
Conde Ceprano: Juan Pablo Labourdette
Borsa: Maximiliano Agatiello
Marullo: Juan Font
Giovanna: Tamara Odón y elenco


Preparación y Dirección musical: Antonio María Russo
Prepareción actoral y Dirección escénica: Ana D`Anna
Diseño de escenografía: Gonzalo Córdova
Diseño de vestuario: María Jaurena sobre vestuario original de Ponchi Morpurgo
Diseño de iluminación: Gonzalo Córdova
Dirección del coro: Antonio María Russo

Juventus Lyrica dio acabadas pruebas, con esta versión de “Rigoletto”, del trabajo que viene realizando los últimos 15 años. No es nada fácil montar una muy difícil obra de Verdi con un elenco que, en su mayoría, contaba con poca o ninguna experiencia, debutando sus personajes y algunos sin experiencia escénica. Y además con tres elencos diferentes.
Muchos de los cantantes importantes de nuestro país han salido de esa “cantera” que Juventus ha creado. Este es un trabajo para ser valorado fuertemente, de otra manera mucha gente talentosa se hubiera perdido por falta de oportunidades.
El Maestro Russo, quien es el responsable musical desde la creación de Juventus, generó una muy buena versión musical. Buenos tiempos, con absoluto estilo verdiano y con una Orquesta que lo acompañó siempre, logró un excelente nivel musical.
Otro logro de esta puesta es el desempeño del Coro, con muy buen sonido, con voces siempre empastadas y muy bien en lo actoral, su trabajo estuvo al mismo nivel de la orquesta.
La puesta de Ana D`Anna se distinguió por la buena marcación actoral de los cantantes,
En estilo absolutamente tradicional – que en esta época es en general bienvenido. Algunos aciertos particulares, como la marcación de Giovanna, me hacen pensar que su puesta se basó más en la obra teatral “Le Roi s´amuse” de Victor Hugo que en libreto de Piave. No convenció la escena final del segundo cuadro/segundo acto, donde Gilda entra a la taberna de Sparafucile, a cara descubierta, con su ropa habitual, lo que parece no tener el sentido que el libretista quiso dar. Tampoco ayudó la escenografía en esa escena en particular. Pero en general fue un buen trabajo de puesta, sin riesgos, pero efectivo.
Excelente por diseño, respeto de la época y gama de colores usados, el vestuario de
María Jaurena sobre diseños originales de Ponchi Morpurgo.
La escenografía, absolutamente esquemática, fue en gran parte de la representación práctica, no bella o interesante visualmente. Pero la constante repetición del mismo esquema- solo con pequeños cambios – durante los cuatro cuadros, aburre por lo repetitivo.
Por el contrario, la iluminación, también de Gustavo Córdova, alcanzó un nivel de excelencia, permitiendo ver muy bien a los solistas, creando climas y haciendo lucir el hermoso vestuario.
En lo vocal Ernesto Bauer, con una voz de menos peso que la requerida, logró un magnífico trabajo debido a su gran entrega. Generó un personaje creíble, vocalmente muy bien cantado y actuado, para un teatro de las dimensiones del Avenida. Su personaje fue creciendo llegando a un conmovedor final. Gran trabajo.
Cuesta creer que la soprano Natalia Quiroga Romero no tenga experiencia anterior como solista de opera. En lo personal fue la sorpresa de la noche. Su voz, de bello timbre y considerable volumen, está mucho más cerca de ser una soprano lírico ligera que una soprano ligera. En realidad su tipo de voz se acerca al que pensó Verdi para el rol. Con el tiempo las sopranos ligeras tomaron su papel para si, agregándole coloraturas diversas o sobreagudos no escritos. Por esta causa Maestros como Riccardo Muti eligió para su grabación a Daniela Dessi o James Levine a Cheryl Studer, ambas lejos de ser consideradas sopranos ligeras.
Volviendo a nuestra Gilda, cantó con perfecta línea verdiana, mostrando graves que en general no se escuchan, es una actriz consumada y luce una agradable figura. Vertió en forma impecable “Caro nome”. Espero que de aquí en más encause correctamente su carrera ya que tiene un gran talento. No me extrañaría verla cantando Mimí en no mucho tiempo.
El tenor Sebastián Russo, en uno de los papeles más temidos para su cuerda, no posee todavía la voz para el rol. Una voz con más armónicos y algo más de volumen son absolutamente necesarios. Tiene una buena línea de canto, matiza con buen gusto, pero su “La donna è mobile” pasó virtualmente desapercibida. Tuvo algunos percances de afinación en el cuarteto final y algún agudo demasiado tirante y no placentero de escuchar, que en lo personal se lo hubiera suprimido. Pero creo que su peor falencia es no tener en claro la sicología del personaje. Presenta un Duque demasiado “blando”, sin la arrogancia requerida. Y no mostró nada positivo en lo actoral, en general muy estático. Creo que tiene valores que pueden funcionar muy bien – como lo hemos visto - en otros títulos y debería seguir en esa línea. Tal vez con el tiempo y más experiencia pueda abordar el personaje del Duque. Solo con pensar que Juan Diego Flórez lo cantó una sola vez en su país y lo sacó de su repertorio, explica claramente la dificultad del mismo y la situación de Sebastián Russo.
En los papeles secundarios se pudieron escuchar buenas voces, muchas de las cuales tienen muy buen material pero necesitan más tiempo. Juan Font – que en funciones sucesivas cantará el rol de Rigoletto, le dio relieve a su Marullo, buena prestación vocal y actoral de Griselda Adano y una voz seguramente para un futuro próximo, la del joven Felipe Cudina Bergovic.
Gran aplauso final para todo el elenco, realmente merecido ya que es una versión digna de ser vista más allá de algunos detalles y además, porque seguramente muchas de estas jóvenes promesas serán nombres del futuro próximo. Felicitaciones a Juventus Lyrica por su trabajo realizado en estos 15 años, buscando siempre nuevos talentos.


RIGOLETTO

OPERA EN 4 ACTOS DE GIUSEPPE VERDI
LIBRETTO DE FRANCESCO MARIA PIAVE SOBRE LE ROI S /AMUSSE DE VICTOR HUGO

DIRECCION MUSICAL- ANTONIO MARIA RUSSO
DIRECCION ESCENICA –ANA D ANNA
ESCENOGRAFIA E ILUMINACION -GONZALO CORDOVA
VESTUARIO –MARIA JAUNARENA ADAPTANDO VESTUARIO DE PONCHI MORPURGO
CORO DE JUVENTUS LYRICA
ORQUESTA AD HOC

Una bella manera de festejar el aniversario (15 años de actividad) esta bella puesta de JUVENTUS, que muestra hasta que punto ha madurado la Compañía manteniéndose fiel a sus postulados iniciales en cuanto a favorecer la presentación de jóvenes cantantes argentinos.
De entrada cabe elogiar con entusiasmo a 4 elementos que en esta Opera no son nada secundarios.
En primer lugar la brillante escenografía de GONZALO CORDOVA potenciada por una inteligente iluminación. Cordova se planteó una escenografía abstracta, compuesta de pilares de madera, escalinatas, que colocados en diversas posiciones dieron los ambientes en los cuales se desarrolla el drama. Un trabajo absolutamente profesional que deja de lado algunos primitivismos que se veían al comienzo de las temporadas de BAL,JUVENTUS Y CASA DE LA OPERA en el Teatro Avenida, hoy definitivamente convertido en el 2do. Escenario Operístico de Buenos Aires, un segundo escenario que es ineludible además para los cultores de la Opera en el sentido tradicional de la palabra, en momentos en que el Colón parece haber abdicado del género dedicándose a presentar títulos modernos, espectáculos no operísticos , versiones abreviadas o en versión de concierto de operas y en los pocos títulos tradicionales que presenta ofrece puestas que los desnaturalizan con elencos además que no están a la altura de la gloriosa tradición de este Teatro, ocurriendo con exagerada frecuencia que el elenco local de las extraordinarias supere al elenco importado supuestamente de grandes cantantes extranjeros..
En segundo lugar hay que aplaudir de pie la performance del coro, fundamentalmente en lo musical , magníficamente preparado por el Maestro Russo, con un bellísimo sonido y una gran compenetración con el estilo verdiano, pero también en lo actoral con un fuerte desempeño escénico.
Esto se complementó con el sólido desempeño de todos los intérpretes de papeles comprimarios todos ellos muy solventes y de buena actuación escénica, que no puede ser casual. No hubo fisuras en este aspecto.
Corresponde luego destacar la gran labor del director ANTONIO MARIA RUSSO que supo dar el dramatismo de la partitura en los momentos de mayor intensidad pero también rescatar el tierno lirismo de Verdi en los momentos más apacibles, encarados en algunos momentos con sutileza camarística. La orquesta le respondió a medias, con altibajos que incluyeron muy buenos momentos y algunos momentos embarazosos, el peor de ellos el preludio
Pero como todo Verdi que se precie Rigoletto no se sostiene sin un excelente elenco solista. Aquí Juventud obtuvo resultados más modestos y desiguales.
Un correcto Sparafucile de JUAN PABLO LABOURDETTE, buena Giovanna de TAMARA ODON, muy buen Marullo de JUAN FONT (que en otras fechas hizo el Rigoletto y fue bien recibido por los críticos que vieron esas funciones) (aquí una digresión para criticar la falta de publicidad de JUVENTUS para los elencos de las respectivas fechas, que desorienta al público a la hora de elegir función para ver a los cantantes que prefiere y a los críticos que no pueden proponerse por ejemplo comentar todos los elencos, porque arriesgan ver varias funciones del mismo elenco) un buen Ceprano de FELIPE CUDINA (
Sparafucile en otras fechas) y una buena Condesa Ceprano (elogiada Gilda en otras fechas) de IVANA LEDESMA
Pero Rigoletto no se sostiene sin tres grandes intérpretes para los papeles centrales. Rigoletto es uno de los papeles cumbre para los barítonos y ha llegado a tentar a tenores como PLACIDO DOMINGO que lo ha estado cantando recientemente. Es un papel de demandas poco menos que sobrehumanas en lo vocal y lo escénico. El joven intérprete de esta noche CRISTIAN MALDONADO cumplió una buena labor. Portador de una interesante voz con muy buena extensión vocal, a la que puede reprocharse quizás por la propia juventud del intérprete que pierda algo de calidad baritonal en la zona aguda, demostrando garra dramática para vivir la tragedia verdiana. Con el tiempo, con la frecuentación del papel bajo buenos maestros y directores de escena podrá ir adquiriendo la sutileza que hoy aún no ha alcanzado, y lograr una interpretación menos verista vocal y escénicamente del papel.
Absolutamente brillante la Gilda de JAQUELINA LIVIERI, que sucede en el papel a la también muy elogiada NATALIA QUIROGA ROMERO. Joven, bonita, excelente actriz incapaz de emitir una sola frase sin acompañarla por la gestualidad y la emoción adecuados, pero ante todo con una bellísima voz que hoy es de soprano lirico-ligera con un impecable registro agudo y certeros stacatti, pero que por su volumen en la zona central se intuye pronto será el de una soprano lírica de pura cepa., fue un placer irrestricto verla y oírla.
El papel del DUQUE DE MANTUA suele ser la piedra del escándalo de todas las versiones. Está escrito en una tesitura difícil, de tenor verdiano lo cual supone una voz de cierta corpulencia, pero tiene demandas muy exigentes en la zona aguda. Es un papel muy difícil de escalar si no se tiene a mano un GIUSEPPE DI STEFFANO o un LUCIANO PAVAROTTI. (El Teatro del Círculo recientemente acertó en lleno con un totalmente idóneo JUAN CARLOS VALLS de esplendoroso registro agudo) Generalmente los tenores pecan por ser demasiado centrales y sonar esforzados en los agudos (caso de PLACIDO DOMINGO que dejó de cantarlo tan pronto como pudo) o tenores ligeros que teniendo las notas agudas descubrieron sobre la marcha que el papel requiere mucho más (caso de JUAN DIEGO FLOREZ , en uno de los escasos fracasos de su carrera, que con inteligencia supo no repetir) Por ello uno se sentiría tentado de ser benévolo y paternalista con el tenor SEBASTIAN RUSSO que acometió una empresa imposible y no registrar sus limitaciones en la parte o por el contrario ponerse en intolerante y dejar de señalar los muy buenos momentos que tuvo también.
Russo es en esencia un tenor donizettiano, dotado de una voz de bellísimo timbre, certeros agudos, una delicada línea de canto con una muy agradable mezza voce y una natural elegancia escénica que hacen que sea de los pocos tenores del medio que logra convencer de que está enamorado de la soprano.
Algunas de esas virtudes afloraron en este Duque. Otras no.
En primer lugar se lo vio muy envarado en lo escénico, pareciendo por momentos un adolescente tímido e inseguro, todo lo contrario que el Duque. Yo no soy de los que cree que el Duque sea un perverso. Podrá serlo en la obra de Victor Hugo pero en la Opera de _Verdi y Piave Victor Hugo ha sido traicionado (como le sucede con frecuencia a los Victor Hugo del mundo, especialmente si son periodistas) y el Duque es una figura bien menos malévola, y es más bien un irresponsable y un inconstante que salta de mujer en mujer sintiéndose enamorado de todas, Sincero en el momento en que lo dice, insincero a la larga porque su enamoramiento no dura más que horas y cede producida la conquista. De allí que Verdi lo haya dotado de una sucesión de sus más bellas y seductoras melodías y le haya dado un aria donde a solas consigo mismo se muestra totalmente enamorado de Gilda a quien todavía no ha poseído, y que será olvidada tan pronto como obtenido el placer buscado. Si con alguien es insincero el Duque es consigo mismo. El Duque no se asume como un villano y más bien se ve como un hombre sincero y enamorado perjudicado por la variabilidad de los sentimientos de las mujeres (LA DONNA E MOBILE…..) De modo que no me pareció desubicado el enamoramiento que Russo exhibió en sus escenas con la soprano. Pero sí me pareció inadecuada la timidez que le imprimió a su personaje. Si algo el Duque de Mantua sabe (NO OLVIDAR QUE ORIGINALMENTE ERA UN _REY) es que pisa fuerte, y es el dueño y señor de vidas y fortunas.
Quizás esta timidez le haya sido dictada por la inseguridad musical.-Digámoslo de entrada, la voz de Russo no se adecúa a la parte del Duque. El cantante, inteligentemente logró salir indemne las más de las veces de demandas que a menudo lo superan. Forzado a reforzar su registro central para sobrepasar la pesada orquestación de Verdi, esto le produjo dificultades para abordar la zona aguda que o trató de llegar a ella con el mismo volumen sonando falto de aire y vacilante o tendió a encararla con una voz divorciada en coloración del resto de su registro. No careció de buenos momentos , el principal el aria Parmi veder le lacrime Y SOBRETODO LA CABALLETTA donde dio rienda suelta a su agilidad, pero que remató imprudentemente con un sobreagudo arriesgado que dio la impresión de ser encarado a suerte y verdad (en la noche del viernes primó la suerte) y una bellísima ejecución de LA DONNA E MOBILE empañada por un agudo final inconvincente y descolorido, que debió ser eliminado ya que no está escrito, o trasportado como se hizo con algunos agudos del concertante de la primer escena,
Por momentos sonó y pareció un Nemorino que se equivocó de Teatro.
Es de esperar que esta aventura no le ocasione daños vocales porque es un valioso elemento y que pronto nos sea posible volver a verlo y oírlo en el repertorio adecuado a sus condiciones, que no son pocas.
POL GONZALEZ con una poderosa voz, impactó como Monterone.
Muy buena la regie de Ana D Anna sin experimentos ni trasgresiones y que se notó trabajó en extenso profundizando los personajes con los intérpretes.
Me encantó el acto fallido de uno de los críticos modernizantes que opina en la prensa escrita que a la hora de hablar de la regie le criticó que en ningún momento se haya decidido a apartarse de lo que marca el libretto –Toda una confesión de una postura según la cual las óperas deben ser reescritas por la regie, haciendo caso omiso de lo que dice el libretto y de lo que quiso el autor, postura que viene destruyendo las puestas de varios teatros del mundo, Colón incluido.

REPARTO
Rigoletto-CRISTIAN MALDONADO
GILDA- JAQUELINA LIVIERI
DUCA-SEBASTIAN RUSSO
SPARAFUCILE-JUAN PABLO LABOURDETTE
MADDALENA-GABRIELA KREIG
MONERONE-POL GONZALEZ
GIOVANNA-TAMARA ODON
MARULLO-JUAN FONT
BORSQA-PABLO SCAIOLA
CEPARNO-FELIPE CUDINA
CONDESA CEPRANO- IVANA LEDESMA
USCIERE-MATHIAS SOTO
PAJE- JULIETA FERNANDEZ ALFARO

Luis Baietti