Contacto

Home
Críticas Anteriores
Gacetillas
Reportajes
Ópera en otros ámbitos y países
Colaboradores

CARMEN

OPERA EN 4 ACTOS DE GEORGES BIZET
LIBRETTO DE HENRI MEILHAC Y LUDOVIC HALEVY
SOBRE LA NOVELA DE PROSPERO MERIMEE

 

REPARTO  
CARMEN MARIANA REWERSKI
DON JOSE ENRIQUE FOLGER
MICAELA CECILIA LAYSECA
ESCAMILLO SEBASTIAN ANGULEGUI
FRANSQUJITA ANA LAURA MENENDEZ
MERCEDES MILAGROS SEIJÓ
REMENDADO SEBASTIAN RUSSO
DANCAIRO SEBASTIAN SORRARAIN
ZUÑIGA CLAUDIO ROTELLA
MORALES ALFREDO GONZALEZ REIG
CORO Y ORQUESTA DEL ENSAMBLE LIRICO
DIRECCION MUSICAL: GUSTAVO CODINA
DIRECCION ESCENICA Y AMBIENTACION: RAUL MAREGO
AUDITORIO DE BELGRANO


Hace ya un tiempo el Ensamble Lírico nos obsequió con una versión de concierto de gran calidad de esta obra maestra de Bizet, una de las más amadas y representadas de todo el repertorio.
En aquel entonces la presentación nos dejó con un gustito amargo en la boca, porque tenía sabor a poco. Se trataba de una versión severamente abreviada y no escenificada
Es por eso que es motivo de gran satisfacción que el ENSAMBLE haya vuelto sobre este título y lo presente ahora en versión integral y escenificada.
Hubo que vencer para ello un escollo fundamental y es que el Auditorio Belgrano, bellísimo, confortable y con excelente acústica (al par que algunas molestas goteras), ha sido concebido como una sala de conciertos y carece en primer lugar de foso para la orquesta y también de instalaciones técnicas imprescindibles para montar una Opera.
Ensamble se salió muy bien al paliar ambas carencias. La orquesta fue ubicada en la platea, desplazando las 4 primeras filas. Esto que en otro Teatro podría haber sido un gravísimo problema de visibilidad para los espectadores de Platea, no lo fue en el Auditorio porque la Platea está dispuesta con forma de escalinata, haciendo que en definitiva los instrumentos quedaran en un nivel más bajo que los espectadores no obstruyendo la visión del escenario. Lo que sí no fue posible disimular fue el cambio de acústica. En un concierto la orquesta se sitúa detrás de los cantantes, por lo que estos llevan ventaja a la hora de hacerse oír. En un Teatro de Opera el foso amortigua el sonido orquestal- Aquí cantantes y orquesta compitieron en condiciones de igualdad y eso fue en perjuicio de las voces que no sonaron en algunos momentos con la contundencia a que uno está habituado.
En la parte escénica no se pudo contar con decorados propiamente dichos al faltar los elementos para izarlos y cambiarlos. Se optó con gran inteligencia por la colocación de unos pocos elementos (props) y por un uso expresivo de la iluminación, logrando en todo momento sugerir los ambientes donde ocurre el drama.
Dicho esto debo decir que a mi me impresionó que lo musical funcionó mejor en la representación anterior, en la que me pareció que hubo menos desajustes en particular en la orquesta y el coro masculino , quizás en el caso de este último por la falta de práctica en actuar y cantar al mismo tiempo-
El elenco solista reiteró excelencias. ENRIQUE FOLGER es hoy por hoy uno de los mejores DON JOSE que uno pueda oír en cualquier teatro del mundo., Su timbre vocal que se ha vuelto más oscuro, el peso de la voz, que llega con facilidad y corpulencia a los graves y se eleva a agudos incisivos que quizás presagien en un futuro lejano por ahora un Otello en construcción, se aunó a la fuerza dramática de quien es notorio ha venido enriqueciendo su personaje en cada encarnación sucesiva hasta tornarlo una creación mayor.
MARIANA REWERSKI sería a priori una voz demasiado lírica para cantar CARMEN un papel que suele pedir una voz más pesada y de mayor volumen, especialmente en la zona grave, pero logró tanto en lo musical como en lo dramático una composición muy próxima a la perfección, sobre la base de entrega emocional y una depurada línea de canto que le permitió sortear cum lauda todos los obstáculos. Tiene además algo que pocas Carmen tienen que es una concepción del personaje, que en sus manos dejó de ser una sumatoria de poses para la platea para ser un ser humano cabal y sufriente que defiende su libertad y es capaz de morir por ella.
Sólido Escamillo de SEBASTIAN ANGULEGUI cuya voz suena cada día más agradable al oído y mas potente y una delicadísima Micaela de CECILIA LAYSECA, otra cantante con una voz más lírica que lo que uno está habituado a oír en el personaje, cantado con total dulzura y emoción
Impecables Mercedes (MILAGROS SEIJO) Y Frasquita con los incisivos y seguros agudos de ANA LAURA MENDEZ, un verdadero puntal en los con juntos.
Muy buen retrato de Remendado y Dancairo por SEBASTIAN RUSSO y SEBASTIAN SORRARAIN (este último va camino a ser un especialista en la parte.)
La dirección me pareció un poco lenta, lo que quizás explique algunos desencuentros con los solistas (Folger en particular entró dos veces antes de tiempo, logrando disimularlo con gran profesionalismo)
La platea del Auditorio, completamente repleta aplaudió con delectación al terminar la obra, siendo ovacionados los dos protagonistas. Es de esperar que agreguen alguna función y que reincidan en esta nueva actividad, con otros títulos.

Luis Baietti