Contacto

Home
Críticas Anteriores
Gacetillas
Reportajes
Ópera en otros ámbitos y países
Colaboradores

LA FORZA DEL DESTINO - TEATRO ROMA

LA FORZA DEL DESTINO
DIR. CESAR TELLO
VERSION DE CONCIERTO EN EL TEATRO ROMA
13.10.2013

LA FORZA DEL DESTINO es junto con UN BALLO IN MASCHERA una de las 2 operas de transición, ente el Verdi de su carrera central ,que había logrado el inmenso éxito artístico y de publico de su celebre, inmortal trilogía IL TROVATORE, LA TRAVIATA Y RIGOLETTO hacia el Verdi mas maduro que compondrá obras maestras como AIDA, DON CARLO , OTELLO. BALLO Y FORZA son Operas irregulares donde aparecen momentos del mejor Verdi con elementos propios de una etapa menos madura de su carrera. FORZA tiene momentos sublimes, como toda la escena del Convento desde que llega Leonora hasta el último compas de LA VERGINE DEGLI ANGELI. No es para nada una opera fácil de montar, por las exigencias al coro y la orquesta y por las demandas que se le hacen a sus cantantes solistas, que incluyen varios de los papeles mas arduos del repertorio Es por eso que no se ven con frecuencia versiones de esta Opera., siendo particularmente difícil reunir un elenco a la altura. CESAR TELLO es un hombre muy emprendedor y debemos a sus iniciativas muchas empresas que parecieron imposibles en el papel pero que llegaron a muy buenos resultados. Esta es una de ellas. Y diría que con un poco de esfuerzo adicional mejorando algún detalle que no estuvo a la altura, podría hasta ser una gran versión. Tello comenzó por obtener un excelente rendimiento de la Orquesta Sinfónica de Avellaneda, inteligentemente desplegada en el escenario de manera que las cuerdas estuvieran adelante mejorando el equilibrio sonoro, y de los coros del INSTITUTO MUSICAL DE AVELLANEDA, ambos en una excelente noche HAYDEE DABUSTI fue una LEONORA de ensueño que tuvo todo lo que Verdi ha pedido para esta difícil parte. Con un dominio total de la voz que le permitió ir del pianísimo a los incisivos fortes , del extremo agudo a los graves, y siempre cantando además con absoluta belleza, precisión musical (cantó- como Carrión- sin la partitura como es su costumbre en los conciertos) y absoluta entrega dramática, en una autentica lección de canto verdiano. Como soy perfeccionista y con ella se puede serlo yo le sugeriría que abandonase el recurso técnico de omitir consonantes como hizo en unas 4 o 5 frases para facilitar la emisión de las notas., Grandes sopranos como Caballé han abusado de este recurso, afeando innecesariamente momentos de sus inolvidables interpretaciones. Dabusti que tiene mucho de estas grandes cantantes, no tiene por que parecerse a ellas en sus defectos. Lo de OMAR CARRION resiste toda descripción. Entro a arrasar con el papel y lo logro poniendo de pie al publico en una cerrada ovación tras una monumental ejecución del aria , que lo tuvo todo : un timbre de belleza difícilmente comparable, impresionantes agudos, una dicción y fraseo perfectos,, impactante presencia dramática .Llevo su perfeccionismo vocal al punto de incluir la coloratura que la mayor parte de los barítonos soslaya, Y repitió la proeza tras el dúo con el tenor en la escena del convento, donde el publico estallo en una nueva cerrada ovación., El papel mas difícil de cubrir es el del tenor ,escrito en una tesitura particularmente difícil y con un grado de exigencia que cede solo frente al Otello y a veces me pregunto si cede en realidad. El grupo organizador tuvo problemas para cubrir la parte porque hubo cancelaciones, tenores que no consiguieron permiso del coro donde cantan, y se estuvo al borde de tener que desistir, De hecho la función del viernes fue cantada por otro tenor y JUAN GONZALEZ CUETO debutaba en esta función. Nos dio y se dio un buen susto en la primera escena donde llegaron a fallarle algunos agudos, haciendo que todos temiéramos un desastre total en la siguiente aparición que comienza por una de las arias de tenor mas arduas que Verdi haya escrito. Por fortuna nada de eso ocurrió y muy por el contrario dejo una excelente impresión. González Cueto es un tenor básicamente lirico y no es por cierto el Álvaro de Forza un papel que convenga a sus medios vocales, al menos en una sala de dimensiones más antipáticas que las del Teatro Roma. Pero a base de musicalidad, una bellísima voz rica en notas graves, una dicción de ensueño, gran entrega dramática logro una excelente versión del difícil papel mereciéndose la ovación que recibió el aria y luego el dúo con el barítono. Gracias a la dirección y a estos tres interpretes se puede hablar de una noche de gran canto verdiano. El reparto fue completado por VANINA GUILLEDO que tiene un bellísimo registro central y grave pero en apariencia carece de las muy exigidas notas agudas que el papel pide y que fueron drásticamente simplificadas cuando no directamente eliminadas ( y yo llegue a quejarme de una cierta tirantez en estos agudos en una reciente versión ¡!! mea culpa mea culpa mea culpa) PABLO ANGEL BASUALDO como Calatrava primero y medico después, lucio una voz interesante que requiere compromisos mayores. Hubo sectores del publico que se mostraron muy agresivos con el interprete que hizo el papel de Melitone .No tengo nada positivo a decir en su defensa, salvo que condeno explícitamente todo lo que sea malos modales. Un Teatro de Opera no es un estadio y las barras bravas nada tienen que hacer allí. El espectáculo duro unas 3 horas y media, inusual para el Teatro Roma. Esto pese a que se eliminaron partes de la partitura que hubieran extendido fácilmente la función unos 30 minutos más. Lo más lamentable de los cortes fue la explicable eliminación del dúo bélico entre el tenor y el barítono, que de hecho es eliminado con cierta frecuencia para hacer más llevadera la ordalía que tienen que enfrenar ambos intérpretes. Se omitió además el bellísimo y graciosísimo dúo Melitone-Padre Guardiana, una decisión seguramente dictada por la prudencia dado el estado vocal del Melitone. Es bueno apelar a la educación del público, pero tampoco hay que provocarlo.

LUIS BAIETTI

Nota: HA SIDO ELIMINADO DEL COMENTARIO, ORIGINALMENTE PUBLICADO EN EL BLOG DEL SR.BAIETTI Y REPRODUCIDO EN NUESTRA PAGINA DE FB, EL PARRAFO CORRESPONDIENTE A LA ACTUACION DEL SR. STRAGUZZI COMO PADRE GUARDIANO YA QUE EXISTE POITENCIALMENTE UNA SITUACION LITIGIOSA A RESPECTO DEL MISMO EN LA CUAL NO DESEAMOS INTERFERIR.