Contacto

Home
Críticas Anteriores
Gacetillas
Reportajes
Ópera en otros ámbitos y países
Colaboradores

LAS BODAS DE FIGARO

ELENCO ALTERNATIVO DEL TEATRO COLON, SEGUN DETALLE

CONDE FABIAN VELOZ
CONDESA NATALIA LEMERCIER
FIGARO FERNANDO RADO
SUSANA MARISU PAVON
CHERUBINO FLORENCIA MACHADO
BARTOLO NORBERTO MARCOS
MARCELLINA MONICA SARDI
BASILIO DUILIO SMIRIGLIA
CURZIO SERGIO SPINA
BARBARINA JAQUELINA LIVIERI
DOS DONCELLAS CARLA PAZ ANDRADE Y
CECILIA PASTAWSKI

 

No acierto a explicarme por que, pero este elenco predominantemente local con figuras con menos fama y experiencia en sus papeles que el elenco titular, funciono considerablemente mejor que el otro. Claro, estuvieron presentes las mismas limitaciones anotadas sobre la concepción de los registas, que obviamente fue la misma. Pero tengo la impresión que quizás debido a que ensayaron un menor número de veces, los intérpretes se movieron con algo más de libertad y consiguieron dar más convicción a sus personajes.
Por otra parte fue notorio que el ritmo era otro, mas ágil mas chispeante que en la mortecina versión de los titulares.
Igualmente que en el elenco titular, la gran ovación de la noche fue para la Condesa de NATALIA LEMERCIER , cantada con delicadeza y actuada con una medida y elegante picardía. A su lado brillo MARISU PAVON en un retrato pleno de vitalidad de Susana. Completando el terceto de damas protagonistas, FLORENCIA MACHADO fue un delicioso y viril Cherubino aunque pareció aun más aniñado que el de su colega, una concepción del regista que no comparto.
NORBERTO MARCOS canto muy bien el Don Basilio si bien su voz y su presencia escénica traicionaron una edad bien más juvenil que la del personaje. Un fino retrato de Marcelina hizo MONICA SARDI y fueron muy buenas las intervenciones de SERGIO SPINA (CURZIO) DUILIO SMIRIGLIA (BASILIO) Y EMILIANO BULACIOS (JARDINERO)
FERNADO RADO volvió a apabullar con su poderoso registro de bajo, que impacta al oído. Nuevamente yo preferiría un Fígaro menos poderoso vocalmente, particularmente en los momentos demasiado frecuentes en que canto a viva voz... Se lo vio además demasiado elegante para el papel, culpa en buena medida de la regie con esa obstinación en hacer que el personaje vista etiqueta en todas las escenas.
Para mi la sorpresa fue FABIAN VELOZ – Confieso que estaba de antemano entristecido por lo que consideraba iba a ser un paso en falso de este gran barítono, que posee la voz ideal para los papeles verdianos y a quien nunca imagine en un Mozart, aparte de tener aun algunas dificultades en lo escénico particularmente en cuanto a personajes de la nobleza se trata.
Quede literalmente con la boca abierta, UNA COMPOSICION FANTASTICA, DELICADA,MUY EN ESTILO, DE GRAN SENTIDO HUMORISTICO , DELICADO USO DE LA MEZZA VOCE, DONDE NUNCA AFLORO EL GRAN VOCERON QUE EL BARITONO POSEE Y QUE HUBIUERA ESTADO FUERA DE LUGAR EN EL PAPEL. Solo en el aria y en particular en la coloratura final de ella se podrían hacer algunas reservas, que para nada afectan lo que fue una gran actuación.
Lo cierto es que, sean validas mis hipótesis o no, la obra corrió mas fluidamente y fue notorio además que el publico se identifico mas con lo que ocurría en la escena oyéndose frecuentes carcajadas en los momentos de mayor comicidad.

Luis Baietti

Las bodas de Fígaro
(1º elenco)

Teatro Colón
De: W. A. Mozart

Director musical Roberto Paternostro
Puesta Davide Livermore y Alfonso Antoniozzi
Elenco: Mathias Hausmann
  Maija Kovalevska
  Erwin Schrott
  Julia Novikova
  Serena Malfi
  Luis Gaeta
  Guadalupe Barrientos
  Sergio Spina
  Gabriel Centeno
  Oriana Favaro
  Emiliano Bulacios
Orquesta y Coro Estables del Colón
Director del coro: Miguel Martínez
Escenografía: Davide Livermore
Iluminación: Vladi Spigarolo
Vestuario:  
Mariana Fracasso Teatro Colón Teatro Colón

Una de las óperas más bufas de maestro Mozart fue realmente un desatino debido a su puesta. La puesta de Davide Livermore y Alfonso Antoniozzi en nada ayudó para lograr una versión rispiante como el título se merece.
Con una puesta fea en lo visual, con situaciones que deben ser explicadas, poco se contribuye al espíritu de Mozart. Que Barbarina sea la anciana del último acto, es algo para interpretar y las puestas no necesitan de esto. Mujeres del campo convertidas en mucamas, no creo que ayude a la trama en general. Una puesta fea y sin atenuantes. Con imágenes que en nada ayudaron al logro como un todo. Realmente aburrida.
La dirección de Maestro Roberto Paternostro fue lenta en todo momento, brindando en todo momento un género de aburrimiento, casi imposible para este título.
La Orquesta, que no respondió en un principio, fue poniéndose en forma a medida que la función
fue transcurriendo.
Erwin Schrott brindó un excelente Figaro. Voz clara y potente, excelente afinación y con grandes
recursos actorales, de acuerdo a la estricta reggie. Recibió una ovación del público más que merecida. Viendo las puestas de Viena o otros teatros donde se desempeña creo que no fue aprovechado su nivel actoral.
Maija Kovalevska brindó una condesa de espléndida figura, con una voz de menor peso al habitual y un marcado frio en las arias.
Julia Novikova posee una voz pequeña para el ámbito de Colón. Su Susana no tuvo la picardía que el texto exige. Y su papel, que es principal en esta obra ,pasó desapercibido.
Mathias Hausmann como el conde, generó una voz sin problemas. Buen volumen y afinación, como todo el elenco padeció de una marcación estática que no ayudó a su personaje.
Serena Malfi luciò en lo vocal y en lo actoral, superando con creces sus presentaciones pasadas.
Más que correcto el resto del elenco, donde se destacó Oriana Favaro, en su pequeña intervención, muy bien cantada y actuada.
Unas BODAS MÁS. Es difícil de imaginar que invitando a Erwin Schrott, el barítono por excelencia para estos roles no fuera rodeado por cantantes más idóneos.

Dr. Alberto Leal