Contacto

Home
Críticas Anteriores
Gacetillas
Reportajes
Ópera en otros ámbitos y países
Colaboradores

CONCIERTO DE LA OSSODRE

ORQUESTA SINFONICA DEL SODRE
BAJO LA DIRECCION DE SEFAN LANO
SOLISTAS : EIKO SENDA,
SOPRANO- RICHARD DECKER-
TENOR, ADRIANA MASTRANGELO-
MEZZO, HERNAN ITURRALDE
BAJO BARITONO Y FEDERICO SANGUINETTI BARITONO
AUDITORIO NACIONAL DRA. ADELA RETA  22.6.13

El concierto tuvo un preámbulo  inesperado con un emocionado y muy mesurado discurso del  primer violín de la Orquesta, muy respetado por el público al punto de que su salida al escenario es siempre saludada con un aplauso  como cuando sale el director.
En el se expuso el grave problema que enfrenta la orquesta por razones presupuestales. Mostrando de una manera grafica la situación (que creo ya utilizaron los músicos de La Plata) la orquesta se presento primero con todos los músicos que están en situación regular:20 profesores. Después en dos tandas se hizo entrar a los músicos restantes que pertenecen a dos grupos: los que hace mas de 10 años se presentaron a concurso, lo ganaron pero aun no obtuvieron su nombramiento, y los que cubren cargos que  ni siquiera  han sido llamados a concurso y figuran como” músicos extra “ en una situación totalmente precaria porque en cualquier momento se les interrumpe el contrato y además cobran tarde, irregularmente y poco.(al pasar recordó que al momento de su creación varios músicos de la orquesta ganaban salarios similares a los de un diputado). Como se ve, problemas hay en todas partes infelizmente y la cultura es siempre la cenicienta de los presupuestos.
Incidentalmente recordó el disertante que la OSSODRE  esta cumpliendo este año el 82 aniversario de su creación, lo que la hace la orquesta sinfónica estatal mas antigua de América.

El concierto en si fue una selección de la Opera TRISTAN UND ISOLDE  de Wagner, de la cual se oyeron primero el preludio orquestal., luego un extenso fragmento del segundo acto, y finalmente la muerte de Isolda, el famoso Liebes Tod

Yo veo Opera en el Sodre desde el año1959 en que era un jovencito de apenas 17 años ( no hagan cálculos: tengo 70 años convictos y confesos ) y no recuerdo haber visto ninguna Opera de Wagner en el repertorio de las temporadas anuales,          que incluían algunas osadías como PELLEAS ET MELISANDE, PETER GRIMES, pero nunca se atrevieron a Wagner, quizás por el problema de las voces  que debían ser todas traídas desde el exterior.

Es por eso que para buena parte del público era una verdadera novedad y prueba de ello fue la abultada concurrencia a la conferencia explicativa previa que dio el regisseur y critico argentino BORIS  minutos antes de comenzar el espectáculo.
También fue notoria la falta de intimidad del público con la partitura, que se tradujo en la falta de aplausos al final del 2do. acto y unos breves instantes después del final del concierto hasta que una voz de BRAVO interrumpió el silencio y de la sala casi colmada partió una sonora ovación.

Merecida, por otra parte. Para ser el  primer contacto con una obra difícil, compleja, la orquesta se graduó con honores en una muy buena e intensa ejecución que no tengo la menor duda será superada cuando el año próximo, si Lano y Cazes se salen con la suya, llegue el turno de la Opera en versión escenificada y completa.

Se había reunido para la oportunidad un elenco de primer orden como podría figurar en cualquier teatro de otros lugares. En primer lugar EIKO SENDA con una bellísima voz especialmente en el registro agudo ( los graves son algo mas modestos ) y una tenue mezza voce además de un perfecto dominio de la parte ( ella y el tenor inclusive cantaron sin la partitura ) Era una versión de concierto y no se puede juzgar actuaciones donde no se las ha pedido, pero es el único punto donde siento que Eiko puede profundizar su personaje. Tiene una cierta tendencia, explicable, a la mesura expresiva, a la contención, que no siempre combina con las partes a su cargo. Pero es un detalle fácilmente solucionable con buenos directores escénicos y lo cierto es que estamos delante de la gran voz wagneriana del continente.
RICHARD DECKER  cantaba hoy su 94 versión de Tristan, lo cual explica el dominio que tiene de la parte. Su bella voz de tenor grave con hermosos agudos y muy buenos pianisimos se explayo con mayor soltura que en representaciones completas de la obra, ya que no tenia que economizar voz para el tercer acto, que es el problema que siempre aterroriza y pone limites a los Tristanes. Se entrego totalmente al personaje, al punto tal que aun cuando no cantaba, como cuando bebió del agua que habían colocado a su alcance, lo hizo con gestos propios del personaje. No es una voz enorme como uno esta habituado a oír en la parte, y su afinación en algunos momentos me pareció sospechosa, pero fue sin duda un puntal de la versión
ADRIANA MASTRANGELO que regresa al Teatro recién ahora después de haber participado en la inauguración ( iba a ser la protagonista femenina del abortado Werther ), ha crecido enormemente como cantante en estos años. Su voz ahora tiene un volumen impactante que la hace ideal para las operas de Wagner, manteniendo la absoluta belleza de su timbre y la fuerza expresiva que siempre la caracterizaron
HERNAN ITURRALDE  en el breve pero importante fragmento a su cargo dio todo el dolor del Rey Marke por la traición que ha sufrido, y toda la elegancia y la dignidad del Monarca. Es un intérprete sutil, con una bellísima voz que utiliza con la delicadeza de un camarista.
FEDERICO SANGUINETTI  participo haciendo un verdadero cameo en el breve papel de Melot, al cual imprimió en su breve parlamento toda la violencia que le es propia.
Un muy buen concierto en suma, que sirvió de aperitivo para la versión completa que esperamos no se frustre (Wagner trae mala suerte últimamente en estos pagos)

Luis G. Baietti