Contacto

Home
Críticas Anteriores
Gacetillas
Reportajes
Ópera en otros ámbitos y países
Colaboradores

GALA 30º ANIVERSARIO DE LA REVISTA MÚSICA HOY

Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires
5 de Noviembre de 2012

El Salón San Martín de la Legislatura porteña fue el ámbito en el que un abigarrado público que colmó su capacidad, se dio cita para celebrar los 30 años de la Revista Música Hoy que fundara y dirige el Mtro. Juan Gelaf.
Treinta años son muchos para cualquier revista y si ésta se dedica a la cultura en un medio como el nuestro, su perduración es prueba de una convicción y de un compromiso dignos de aplauso y testimonian la tarea titánica de su fundador y de los colaboradores reunidos en la empresa.
El acto se inició con las cálidas e inteligentes palabras del Dr. Carlos E. Ure tras las que se desarrolló una verdadera Gala musical de la que participaron algunos integrantes del Cuarteto Gianneo acompañados por distinguidos pianistas en su primera parte, y en la segunda, los cantantes (por órden alfabético) Haydee Dabusti, Luis Lima y Leonardo López Linares, acompañados por la Mtra. Susana Frangi al piano, con la participación de Cecilia Maragno en una de las Romanzas escuchadas en la ocasión.
En la parte instrumental se pudo disfrutar de la Sonatina de Dvorak para violín y piano y de "Rosita Iglesias" de Guastavino en dos versiones de bella factura garantizada por la calidad de los intérpretes que fueron recompensados cálidamente por el público.
Los cantantes que ocuparon la segunda parte del programa dieron cuenta de talento y calidad a manos llenas.
El nombre de Luis Lima ya está inscripto con letras de oro entre los grandes de la lírica que dio nuestro país. Dueño de un patrimonio vocal rico en valores, protagonista de una carrera internacional que lo llevó a los principales escenarios del mundo encabezando elencos elencos junto a nombres ya míticos de la ópera; sólo lamentamos que su discografía no sea más pródiga para disfrutar una y mil veces de sus encarnaciones.
En este sentido, saludamos con verdadera alegría la reciente edición de un Pagliacci en el que su Canio brilla junto al Tonio de Sherrill Milnes acompañados por un grandísimo elenco nacional y esperamos que la experiencia tenga continuidad y de nuevos frutos.
El tenor hizo gala de su autoridad dramática y de sus interesantes medios más allá de que el clima de este anticipado verano porteño que estamos atravesando le jugara alguna mala pasada. Su participación en el Dúo con Elizabetta (Dabusti) del Don Carlo verdiano fue un compendio de sus valores más destacados: gratísimo timbre, estupendo fraseo, agudos seguros y caudalosos, compromiso dramático, entrega, línea, pasión...
En sus restantes apariciones nos dejó una bella versión de "Che ella mi creda..." de La Fanciulla del West de Puccini; un menos feliz "Ma se m´e forza perderti..." de Un Ballo in Maschera de Verdi y una emotivísima lectura del Dúo "Solenne in Quest´ora..." de La Forza del Destino del Maestro de Busetto junto a López Linares.
Haydee Dabusti se ha consolidado como una de nuestras sopranos más aplaudidas a fuerza de un trabajo tan inteligente como consecuente. Prueba lo primero el acierto con el que selecciona su repertorio y lo segundo, la evolución y el crecimiento que alcanza en su carrera.
En esta ocasión su actuación incluyó el Vissi d´arte" de Tosca de Puccini, "La mamma morta" de Andrea Chenier de Giordano, y el dúo con el Conde de Luna de Il Tovatore de Verdi junto a López Linares sumados al citado dúo de Don Carlo.
El desafío fue cumplido con creces y la soprano se mostró a la altura del compromiso con unas interpretaciones ricas en expresividad y matices, registro parejo y límpida línea, lejos de excesos innecesarios.
Sus arias dieron cuenta de la madurez artística alcanzada por Dabusti presentándonos un rico juego de medias voces, un sapiente control del fiato, claro dicción y una compenetración expresiva cada vez mayor.
El barítono Leonardo López Linares se presentó con la romanza de la zarzuela Los Gavilanes interpretada arrolladoramente, y continuó con el aria de Carlo del Ernani, la interesantísima aria de Montfort de I Vespri Siciliani y los ya comentados dúos de Don Carlo y La Forza del Destino.
La soltura con la que brindó la Romanza se vió confirmada y engrandecida en sus interpretaciones verdianas, autor del que se presenta como un consumado intérprete como lo atestiguan sus últimos éxitos en la Arena de Verona, por citar sólo un escenario peninsular de los que frecuenta.
Franca emisión, limpio fraseo, clara dicción, amplio registro, rutilantes agudos, todo esto acompañado por una, cada vez más interesante introspección en la intención dramática que se afianza proporcionalmente al control de su canto pasional ; fueron armas con las que se puso al servicio de uno de los compositores más caros a nuestra sensibilidad.
El público ovacionó a sus artistas y retribuyó en forma tanta cosa buena.
En los tiempos que corren, el 30º Aniversario de una revista musical es una buenísima noticia. El poseer en nuestro medio artistas de tal valor, es otra. Cada cual, por su camino y a su modo, alimentan nuestro espíritu.
Brindemos por ello!

Por el Prof. Christian Lauria
para www.operaintheworld.com